Estas son las Ruinas de casa de Pablo Escobar en isla de Providencia, Colombia

Ayudanos y Comparte Este ArticuloShare on Facebook960Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0Digg this

Ruinas de casa de Pablo Escobar en isla de Providencia, Colombia

La historia colombiana nos ha enseñado que hace algunos años, entre la década de los ochenta e inicios de los noventa, nuestro país fue el centro de los negocios ilícitos de la droga, tuvimos el anti récord de exportar el 80% de lo que se consumía a nivel mundial y aunque estos detalles no deben hacernos sentir orgullosos, son parte de Colombia.

Pablo Escobar, uno de los narcotraficantes más conocidos, en pleno auge de sus negocios compró predios urbanos y rurales, construyo casas en lugares exóticos donde solo una gran cantidad de dinero podía hacer posible estas obras.

Ese es el caso de una construcción que se ubica en la Isla de Santa Catalina, una isla de solo 1 km2 que se ubica al norte de Providencia, a 90 km al norte de San Andrés.

En el extremo opuesto, se halla una construcción a tan solo cien metros de una playa pequeña; con una espectacular vista sobre las aguas azules de la zona del arrecife. Es una casa a la que se accede desde la parte baja a través de unas escaleras en concreto. La casa tiene dos plantas, construida al estilo caribeño, con una piscina pequeña que desentona un poco.

Se puede llegar tras caminar en promedio una hora a través de un camino sobre los bosques de la isla, o en unos diez o quince minutos en lancha saliendo desde el muelle de Providencia.

Hoy solo hay ruinas de las tres construcciones y del camino que una vez conformaron la casa de campo; en Internet no se consigue mucha información al respecto, pero en la isla se menciona que esta casa le perteneció a Pablo Escobar, así lo confirman los guías que a diario llevan extranjeros que se sienten interesados por conocer este lugar.

Pienso que es mejor hacer el viaje por tierra, cuando se visita estas islas es obligatorio subir al menos una vez hasta la parte mas alta de Santa Catalina o de Providencia y admirar el paisaje, distinguir el degradado de color que va desde el turquesa hasta el azul oscuro dependiendo de la profundidad del océano. No está de mas saborear las frutas que ofrece la isla en cualquier época del año: mamoncillos, cocos, tamarindos, mangos, y observar algunos animales y aves que habitan.

Sin importar el destino, cualquier lugar que se descubre para uno en estas islas es espectacular.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *